Social media: ¿nuevo canal o revolución?

El bombardeo de Social Media está en pleno auge. Cada vez más, vamos viendo cómo van a apareciendo los logos de Facebook/Twitter o mensajes de 'síguenos en alguna red social' en la publicidad televisiva. Por no hablar de las webs para buscar pareja como Meetic, Match…

En todas las organizaciones surge la pregunta: ¿qué impacto va a tener esto en mi negocio?

Antes de poder analizar la pregunta y poderla responder, hay una necesidad inicial de entender de qué estamos hablando.

¿Se trata de una nueva forma de comunicarse? Hasta ahora tenemos el mail y el teléfono. El correo postal y el fax se han reducido brutalmente considerándose obsoletos. Algunos abordan las redes sociales como un nuevo canal de comunicaciones que, opcionalmente, se puede incorporar a tu abanico de canales. Otros hablan de una gran revolución. Lo cierto es que hay mucha confusión.

Lo que cuesta más de aceptar es que las redes sociales están empezando a sustituir al teléfono y al email. En EEUU van más allá: hay universidades que han dejado de proporcionar direcciones de email a sus universitarios. El motivo: los estudiantes no lo utilizan.

Es algo que he experimentado en mis propias carnes. Mi hija sólo abre el email cuando alguien le avisa que le ha enviado un email. Si alguien quiere comunicarse con un joven, casi que mejor lo haga por Facebook -el email lo abren ocasionalmente y bajo petición-. De todas formas, no soy de los que opinan que la juventud se está echando a perder en tonterías. Creo todo lo contrario. Si, en su día, nosotros encontramos más cómodo enviarnos mails en vez de correo postal como hacían nuestros abuelos, cabe pensar que los que no entendemos la utilidad de Facebook, en realidad, no nos estemos dando cuenta de su potencial.

A mi me ha costado cambiar de hábitos. Tengo 41 años, espíritu joven pero costumbres consolidadas. En cambio, un joven no tiene unas costumbres tan consolidadas ni un amplio historial de emails personales que le interese conservar. Puede, simplemente, escoger la mejor herramienta y la forma de vivir que le apetezca rompiendo con tradiciones anteriores. Una gran contribución de mi afición al trekking ha sido justamente el estar en contacto con gente más joven y mantenerme en contacto con ellos por Facebook! La verdad es que pocos amigos y compañeros de mi generación se han lanzado al Facebook. 

En Facebook se reúne el mail, comunicados a grupos, chat, videoconferencia, blogs, noticias… de tus amigos, organizaciones, grupos... dándote la posibilidad de alcanzar información de gente desconocida pero a la que se está "conectado" a través de tu red.

Sirva de ejemplo Wikiloc -web en la que se pueden compartir recorridos de trekking-. Tradicional-mente, cuando ibas a hacer alguna ascensión de cierta envergadura preguntabas a tu red de amigos o centro excursionista o librería. Ahora, puedo conseguir los recorridos exactos para hacer casi cualquier ascensión gracias a la ayuda de desconocidos. Por otro lado, he compartido en la red muchos de los recorridos que he hecho y hay muchísima gente que los ha descargado de la red!

Considero que cambia mucho la forma de pensar y abordar internet. Hasta ahora, creo que estábamos acostumbrados en ser buenos "buscadores": buscar información en la red a través de google, webs de noticias,…

Los jóvenes están aproximando internet como buenos "colegas". Buscan o comparten conocimiento. ya no buscan un artículo que hable sobre un tema que les interese sino que contactan directamente con el experto o comunicadad experta a través de su red extendida de amigos o foros colaborativos. Le pantean su necesidad y obtienen una respuesta más acorde a lo que necesitan.

Esta forma de comunicarse reinventa el mundo. Abre nuevas posibilidades y amezana formas de trabajo antiguas.

Es un camino que cada uno debe recorrer. En mi caso, hace cinco años cuando entré en Facebook por primera vez, me pareció una web muy simplona y sin ninguno de mis amigos conectado. Probablemente, esa sea la barrera más importante a vencer. En cuanto tienes un volumen de amigos suficientemente importante en Facebook será inevitable entrar a ser parte de las redes sociales. Hasta que no hay un volumen suficiente, dará impresión que no sirve para nada porque no puedes comunicarte con nadie conocido…

Es similar al fax: el primer fax del mundo no servía para nada ya que no podías enviar un fax a nadie. Una vez que se difundió, parecía que era indispensable. Ahora hay empresas que no disponen de número de fax. 

Lo mismo pasa con el email. Ahora todos tenemos uno o más emails. ¿llegará un día que haya gente que no necesite email? Existen indicios que ese momento puede llegar.

Algunos piensan que las redes sociales van a ser el sustituto del mail y que todo seguirá igual. Un nuevo canal de comunicación que sustituye al anterior.

Personalmente, creo que este canal de comunicación tiene potencialidades brutales. Obviamente, se puede sacarle mucho partido. En el pasado, el correo postal se sustituyó por el email: mucho más rápido y que permite enviar copia a múltiple personas. Ahora con las redes sociales se puede sustituir el mail pero además, aporta el poder comunicar con multitudes de desconocidos cosa que con el mail era spam. Con las redes sociales deja de serlo ya que puedes "suscribirte" a la información que sea de tu interés. Esta potencia comunicadora puede ser utilizada de muchas formas: Obama llegó a presidente, entre otras cosas, en ser el primero en sacar provecho de Facebook. Por otro lado, también ha servido para organizar movimientos como el 15M sin incurrir en costes.

Ahí es donde reside la revolución de las redes sociales. La capacidad de comunicar con multitudes requiere de nuevas capacidades, nuevas formas de pensar, nuevos roles. Ya no es publicidad mass media unidireccional sino comunidades con vida propia.

¿Cómo afecta esto al negocio? Dependerá de cada negocio, lo que es fundamental es planterse cuál es la estrategia a seguir en este mundo cada vez más ligado a la tecnología.

En mi opinión, la gestión del cambio en la empresa es el aspecto más clave.